El corazón: el centro de mi ser me remite a otro que no soy yo…

“El término “naturaleza” viene de “nacer”. Nacer es ser nacido, recibir la existencia, por tanto uno mismo no es origen de su propio ser. Tener una naturaleza es haber recibido por el nacimiento una cierta estructura existencial, un dinamismo, una tendencia que está en mí y de la que yo no soy artífice. Todo lo que estamos diciendo se da en el corazón: el centro de mi ser no está bajo mi control, lo más íntimo que tengo me remite a otro que no soy yo. Yo me despierto con mis deseos: tomar un café, leer el periódico, ganar más dinero, besar a la actriz Caterina Murino, pero en mí hay otra cosa más, este terrible deseo de felicidad.”

Fabrice Hadjadj es uno de los filósofos más interesantes de estos últimos años: una entrevista provocadora sobre el sentido religioso y la razón, la verdadera estupidez y la auténtica inteligencia.

Otro enlace a un texto interesante de Fabrice Hadjadj:

La tierra camino del cielo, entrevista del junio 2010