L. van Beethoven, La séptima sinfonía y la tristeza

Chaplin la fiebre del oro

 

 

En la música de la Séptima Sinfonía de Ludwig van Beethoven es posible sentir evocado el sentimiento de la tristeza por la extrema contingencia de todo. Del primer movimiento lleno de notas festivas, improvisamente el segundo movimiento introduce una percepción triste de la fragilidad de todo, que después, en la tercera parte, parece desaparecer, pero queda escondido como una conciencia que no se puede ya borrar.
es un comentario bellísimo a los contenidos del capítulo V de “El sentido religioso”, y de manera especial de esa tristeza que Giussani describe como signo interior de una plenitud que el hombre anhela y que lo llama también a través de la percepción de la insuficiencia de todo.
En los enlaces siguientes puedes

1. Escuchar y ver la Séptima Sinfonía de Ludwig van Beethoven en la memorable ejecución del director Herbert von Karajan dirigiendo a la Orquesta Filarmónica de Berlín.

2. Leer el comentario a la obra por Luigi Giussani: Beethoven sinfonía 7 Giussani – El tema del destino