La Edad Media: el hombre y el trabajo

La característica más evidente de la Edad Media es la comprensión de que no se puede vivir ni un instante si no se tiene conciencia del significado que tiene, de su relación con todos los factores de la vida. Para el hombre medieval vivir la fe cristiana no era una devoción sentimental, sino el descubrimiento de la conexión de cada detalle de la vida con todos los demás en la referencia a Dios vivida y pensada.

Los bajorrelieves de Andrés Pisano, artista del siglo XIV que trabajó mucho en Florencia, que componen el ciclo de esculturas sobre el trabajo del hombre, son un ejemplo interesante de esta mentalidad que vivía la vida en unidad.

Son esculturas que se encuentran en la Torre Campanaria (el “Campanile di Giotto“) de la Catedral de Florencia.

Aquí puedes encontrar las imágenes de la exposición realizada en clase y el texto de los paneles con los comentarios al ciclo de esculturas.

El hombre y el trabajo Andrea Pisano

El hombre y el trabajo Andrea Pisano texto

El siguiente documento es la transcripción de una conferencia sobre este tema con la intervención de la curadora de varias muestras y libros sobre este conjunto de esculturas, Mariella Carlotti

Trabajo y bien común: el renacimiento del deseo

De este ciclo de bajorrelieves sobre el trabajo forma parte también la escultura que es el “logo” gráfico de la “Universidad Católica Sedes Sapientiae“:

Fue añadido, con otros cuatro bajorrelieves, más de cien años después de la realización del ciclo de esculturas por Andrés Pisano.

Su autor es un gran escultor del siglo XV: Luca Della Robbia y la imagen representa la Filosofía.

Los dos que discuten son, según la interpretación más acreditada,  Aristóteles, que representa a la lógica y Platón, que representa  a la dialéctica, o sea las formas de pensar que aportan al conocimiento filosófico.