Archivi categoria: Actualidad

La Ley de la vida

teresa-de-calcuta-una-santa-en-la-oscuridad

En la visión que tiene Jesucristo de la vida del hombre, se realiza lo que dice Paul Claudel en “La Anunciación a Maria”: «¿Es acaso el vivir el objeto de la vida ¿Quedarán atados los pies de los hijos de Dios a esta tierra miserable? ¡No vivir, sino morir, […] y dar lo que tenemos sonriendo! ¡Ésa es la alegría, ésa es la libertad, ésa es la gracia, ésa es la juventud eterna! […] ¿Qué vale el mundo comparado con la vida? ¿Y de qué sirve la vida, sino para darla?»

Dos ejemplos de la actualidad:

Una entrevista a Madre Teresa de Calcuta en You Tube

Un artículo sobre la experiencia de dos padres y su bebe nacido con graves malformaciones: La diecinueve horas de Giacomo

Bono (U2) y Jesús

Bono-gay-byrne

VIDEO de las respuestas sobre Jesús

«¿Quién es Jesús?» La pregunta llega a contrapelo durante una entrevista retransmitida por la televisión irlandesa en el programa The Meaning of Life, con Paul David Hewson, más conocido como Bono, el cantante de U2.

La pregunta le gusta, y parece que es algo que le acompaña desde hace tiempo. Ya cuando en 1981 cantaba Gloria («yo intento decir algo, pero sólo en ti me completo»), daba la idea de que Cristo le resultaba familiar. Hoy, de nuevo en lo más alto de las listas de éxitos con su single Invisible, explica al mundo que la persona de Cristo es «mi manera para entender a Dios». «Esta pregunta es muy simbólica para un cristiano, y no creo que sea suficiente decir, fácilmente, que fue alguien muy inteligente o un gran filósofo… Porque en realidad él anduvo diciendo que él era el Hijo de Dios y por eso le crucificaron. Entonces, desde mi punto de vista era el Hijo de Dios, o estaba loco, y encuentro muy difícil de aceptar que millones y millones de vidas, la mitad de este mundo, durante dos mil años han sido tocados, inspirados, por un loco».

El entrevistador, el famoso periodista Gay Byrne, le insiste, quiere saber si cree en la divinidad de Cristo y en su resurrección. Los dos “yes” que salen de los labios de Bono suenan con densidad y plenitud; como si estuvieran cargados de hechos sencillos y extraordinarios que le han llevado a pronunciarlos. La verdad de lo que dice se muestra también en esa sonrisa que llena su cara cuando dice: «No tengo ningún problema con los milagros. Vivo alrededor de ellos. Yo soy uno».

La entrevista, que dura 58 minutos, nos permite conocer los momentos más importantes de la vida de Bono, como su encuentro con Juan Pablo II y la muerte de su padre. El video ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales. Porque un hombre que habla de una Presencia que invade su vida y la llena de certeza es una gran noticia. Capaz de hacer estallar el sentido de las palabras que U2 nos regalan en su último éxito: «Por fin encontré mi verdadero nombre, ya no seré el mismo cuando vuelvas a verme, ya no seré el hijo de mi padre. Soy más de lo que conoces, más de lo que ves. No me ves, pero me verás. No soy invisible».

Las religiones: Julián Carrón y el Budismo Japonés

Julián Carrón en estos días de fines de Octubre de 2011 habría tenido que hablar en Japón en un encuentro de diálogo entre católicos y budistas con el título: “Tradición y modernidad: cristianismo y budismo frente al desafío de la globalización”.

Pero el Papa lo invitó a participar en el encuentro de Asís.

Por eso envió un mensaje al Embajador de Italia en Japón que expresa una visión auténticamente novedosa del diálogo entre hombres religiosos.

Se puede leer en este enlace.

La vibración inefable y total delante del ser

En la lección de Julián Carrón “Vivir siempre intensamente lo real” se habla del asombro que hace vibrar la persona delante del ser de las cosas, hasta de las mínimas, que establece el alcance de la estatura humana de cada uno. El primer movimiento del hombre delante de la vida, de lo real, no es algo que hacer, sino reconocer, acoger a lo real como don. Me ha venido a la mente un texto de Cesare Pavese que expresa esta vibración de asombro, con una profundidad dramática extraordinaria. Dice Esiodo: “difícil no es entender estas cosas, sino tocarlas”. Es lo que ha sucedido con Cristo: se ha hecho posible “tocar” la verdad, vive al altura del deseo infinito del hombre.

Propongo una parte de lo dicho por Carrón y el texto de Pavese.

-Ésta es “la anorexia de lo humano” que está en el origen de la confusión, del desconcierto, de la incertidumbre en que a menudo nos encontramos viviendo en estos tiempos, en que nos vemos fluctuar, arrastrados como una piedra, llevados por las opiniones, los estados de ánimo, sin poder aferrarnos a algo real presente, sin podernos interesar verdaderamente por algo. Esta anorexia no se resuelve aumentando los discursos, sino educando la razón a abrirse al “lenguaje del ser”.

Qué significa esta apertura al ser lo documenta bien un episodio de la vida de don Giussani, que siempre me ha llamado la atención. Escribiendo a Angelo Majo, dice aquello que ve en quien le es amigo: «Hace algunas noches, pensando – escribe – he descubierto que el único amigo mío eres tú». ¿Y por qué lo considera amigo? «Porque esa vibración inefable y total de mi ser delante de las cosas o de las personas no logro captarla sino en tu modo de reaccionar.” Entre las tantas cosas a las que podía mirar para identificar quién era su amigo ¿cuál indica? Una vez más nos desconcierta: no una inteligencia particular, no una capacidad de dominar su pensamiento, no una admirable coherencia ética, sino la vibración inefable y total delante del Ser, que el descubre en el modo de reaccionar del amigo. Entonces se entiende por qué la raíz de la cuestión es que nosotros – como nos dice él – hacemos fatiga, no estamos acostumbrados a mirar como presencia una hoja presente, no estamos acostumbrados a reconocer, a fijar como presencia las cosas presentes. No es que uno niegue la presencia de las cosas. Simplemente la da por descontado. Esto se ve en el hecho que no existe ni siquiera un momento de asombro. No que hayamos hecho algo mal, simplemente no hemos sorprendido al Ser vibrando en nosotros. Todos sabemos hasta que punto puede llegar a ser insoportable la vida cuando se vuelve tan pobre de asombro. Se entiende entonces, la urgencia de que nos acostumbremos a fijar como presencia a las cosas presentes, de manera que podamos ver vibrar nuestro yo, cualquiera que sea la circunstancia.-

Diálogos con Leucó

El mitin de la certeza

Cada año en la última semana de agosto, en la ciudad de Rimini, playa conocida en toda Europa, se desarrolla el “Meeting para la amistad entre los pueblos“, una feria cultural de una semana, con centenares de encuentros, espectáculos, muestras, que congrega a centenares de millares de personas en una propuesta siempre nueva, que nace de la fe cristiana y es abierta a 360 grados hacia todo lo real, todas las experiencias humanas significativas. En XXXI ediciones ha sido visitado por las personalidades más significativas del mundo desde el papa Juan Pablo II a los grandes testigos de la literatura, del arte, de la ciencia, de la política, de la música.

Aquí se puede leer la explicación del título de este año cuyo tema es el eje de todos los momentos del Meeting.
MEETING PARA LA AMISTAD ENTRE LOS PUEBLOS 2011

Shahbaz Bhatti: “Yo quiero servir a Jesús”

Un hombre de verdad

El pasado 3 de marzo Shahbaz Bhatti, 42 años, ministro para las Minorías de Paquistán, fue asesinado por querer modificar una ley islámica que castiga todo comentario despectivo hacia Mahoma y la profanación del Corán con penas de cadena perpetua, o incluso, con la pena de muerte. Cualquiera puede matar a un blasfemo porque “ningún buen musulmán debe tolerar la blasfemia” y se le otorga el paraíso a los que defienden a Mahoma.

El Ministro había salido de su residencia para ir a la oficina, estaba en el coche con su sobrina y su chofer. No llevaba escolta. De repente, un pequeño automóvil Suzuki se ha posicionado al lado del coche del Ministro y ha disparado una bala a la ventana del conductor, para detenerlo. Un grupo de hombres armados y enmascarados, han sacado del coche al Ministro y le han lanzado una lluvia de disparos con armas automáticas, durante unos dos minutos.

EL TESTIMONIO DE UN HOMBRE GRANDE: El testamento espiritual del ministro católico paquistaní asesinado

Me han propuesto altos cargos de gobierno y se me ha pedido que abandone mi batalla, pero yo siempre lo he rechazado, incluso poniendo en peligro mi vida. Mi respuesta siempre ha sido la misma: “No, yo quiero servir a Jesús como un hombre normal”.

Este amor me hace feliz. No quiero popularidad, no quiero posiciones de poder. Sólo quiero un lugar a los pies de Jesús. Quiero que mi vida, mi carácter, mis acciones hablen por mí y digan que estoy siguiendo a Jesucristo. Este deseo es tan fuerte en mí que me consideraría un privilegio el que, en este esfuerzo y en esta batalla por ayudar a los necesitados, a los pobres, a los cristianos perseguidos de Pakistán, Jesús quisiera aceptar el sacrificio de mi vida. Quiero vivir por Cristo y quiero morir por él. No siento miedo alguno en este país.

Muchas veces los extremistas han tratado de asesinarme o de encarcelarme; me han amenazado, perseguido y han aterrorizado a mi familia. Los extremistas, hace unos años, pidieron incluso a mis padres, a mi madre y a mi padre, que me convencieran para que no continúe con mi misión de ayuda a los cristianos y los necesitados, pues de lo contrario me perderían. Pero mi padre siempre me ha alentado. Yo digo que, mientras viva, hasta el último aliento, seguiré sirviendo a Jesús y a esta humanidad pobre, que sufre, a los cristianos, a los necesitados, a los pobres.

Quiero deciros que me inspira mucho la Sagrada Biblia y la vida de Jesucristo. Cuanto más leo el Nuevo Testamento, los versículos de la Biblia y la palabra del Señor, más se reafirman mi fuerza y mi determinación. Cuando reflexiono en el hecho de que Jesucristo lo sacrificó todo, que Dios envió a su mismo Hijo para redimirnos y salvarnos, me pregunto cómo puedo seguir el camino del Calvario. Nuestro Señor dijo: “Ven conmigo, carga tu cruz, y sígueme”. Los pasajes que más me gustan de la Biblia dicen: “Tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme”. De este modo, cuando veo a personas pobres y necesitadas, pienso que detrás de sus rasgos se encuentra Jesús, que me sale al paso.

Por este motivo, siempre trato de ayudar, junto con mis colegas, para llevar asistencia a los necesitados, a los que tienen hambre y sed.