Bono (U2) y Jesús

Bono-gay-byrne

VIDEO de las respuestas sobre Jesús

«¿Quién es Jesús?» La pregunta llega a contrapelo durante una entrevista retransmitida por la televisión irlandesa en el programa The Meaning of Life, con Paul David Hewson, más conocido como Bono, el cantante de U2.

La pregunta le gusta, y parece que es algo que le acompaña desde hace tiempo. Ya cuando en 1981 cantaba Gloria («yo intento decir algo, pero sólo en ti me completo»), daba la idea de que Cristo le resultaba familiar. Hoy, de nuevo en lo más alto de las listas de éxitos con su single Invisible, explica al mundo que la persona de Cristo es «mi manera para entender a Dios». «Esta pregunta es muy simbólica para un cristiano, y no creo que sea suficiente decir, fácilmente, que fue alguien muy inteligente o un gran filósofo… Porque en realidad él anduvo diciendo que él era el Hijo de Dios y por eso le crucificaron. Entonces, desde mi punto de vista era el Hijo de Dios, o estaba loco, y encuentro muy difícil de aceptar que millones y millones de vidas, la mitad de este mundo, durante dos mil años han sido tocados, inspirados, por un loco».

El entrevistador, el famoso periodista Gay Byrne, le insiste, quiere saber si cree en la divinidad de Cristo y en su resurrección. Los dos “yes” que salen de los labios de Bono suenan con densidad y plenitud; como si estuvieran cargados de hechos sencillos y extraordinarios que le han llevado a pronunciarlos. La verdad de lo que dice se muestra también en esa sonrisa que llena su cara cuando dice: «No tengo ningún problema con los milagros. Vivo alrededor de ellos. Yo soy uno».

La entrevista, que dura 58 minutos, nos permite conocer los momentos más importantes de la vida de Bono, como su encuentro con Juan Pablo II y la muerte de su padre. El video ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales. Porque un hombre que habla de una Presencia que invade su vida y la llena de certeza es una gran noticia. Capaz de hacer estallar el sentido de las palabras que U2 nos regalan en su último éxito: «Por fin encontré mi verdadero nombre, ya no seré el mismo cuando vuelvas a verme, ya no seré el hijo de mi padre. Soy más de lo que conoces, más de lo que ves. No me ves, pero me verás. No soy invisible».